DIÁLOGOS DE CRIANZA INTENCIONAL

No hay juicios. Hay espacios

Bienvenidos a «Diálogos de Crianza Intencional», un podcast dedicado a la crianza consciente y a la promoción de relaciones saludables y significativas entre padres e hijos. Donde ningún padre es ejemplo, pero todos somos ejemplos de algo. A lo largo de los episodios, compartiremos historias, estrategias y perspectivas de padres de todo el mundo mientras exploramos temas como la conexión emocional, la crianza sin castigos, la disciplina positiva, como dar ejemplo y mucho más. Nuestra intención es inspirar, iluminar y encender ideas a través de conversaciones compartidas con otros padres que están en el mismo viaje de crianza. Si estás buscando un espacio seguro y respetuoso para reflexionar y aprender sobre cómo ser un mejor padre para tus hijos, entonces este es tu lugar. Únete a nosotros en esta aventura de crianza consciente y descubre cómo puedes ser el mejor padre posible para tus hijos mientras construyes relaciones duraderas y significativas. ¡Nos vemos en el próximo episodio de «Diálogos de Crianza Intencional»!.

También disponible en las plataformas:
Si se puede contar, se puede hacer

Experiencia Propia
Tiempo de lectura: 6 minutos

La crianza de los hijos, cuando se aborda con dedicación y consciencia, es una tarea extremadamente desafiante, y para aquellos de nosotros que somos introvertidos, a veces puede resultar realmente abrumadora. Las pequeñas personitas, como es mi hijo, demandan atención de manera constante, lo cual, sumado a las situaciones sociales y exigencias de pareja, junto con el constante flujo de ruido que contiene el día a día, crea un entorno donde encontrar momentos de tranquilidad se convierte en un auténtico desafío. Como decía Charles Bukowski: «La gente me vacía. Tengo que alejarme para recargar». Introvertido o no, un buen padre es autoconciente. Es necesario un poco de examen de conciencia y algún intento y error, pero cuanto más aprendemos sobre nosotros mismos, menos tenemos que luchar contra las expectativas artificiales sobre lo que debe ser la paternidad. Aprovecha y haz bien. Es bueno para mí conocer mis límites, qué hago bien, cuándo necesito de espacio y dónde necesito mejorar. De esa forma, se pueden marcar límites saludables. Eso no es egoísmo, es el primer paso para ser buenos padres.

Leer más «Un padre introvertido»

Libros
Tiempo de lectura: 4 minutos

Es comprensible que algunos papás puedan sentirse inseguros o incómodos al enfrentarse a la crianza de un hijo, especialmente si sienten que no tienen la oportunidad de participar en el proceso y en los detalles de la manera que desearían. A veces, la sociedad puede contribuir a esta inseguridad al estereotipar los roles de género, dejando al margen al hombre y esperando que las madres se encarguen de la crianza de los hijos. Además, es posible que algunos papás sientan que su pareja no les apoya o no les da la oportunidad de participar activamente en la crianza, relegándolos y obteniendo un sentimiento de impotencia. Una forma en la que los papás podemos participar activamente y generando impacto en la crianza de nuestros hijos es leyendo cuentos. Aunque existe una gran cantidad de evidencia sobre los beneficios de la lectura de cuentos por parte de las madres, se sabe muy poco acerca de la relación entre las interacciones entre padres e hijos y el desarrollo cognitivo de los niños.

Leer más «Hay que leer con constancia»

Libros
Tiempo de lectura: 4 minutos

A veces, de manera inadvertida, nos convertimos en los antagonistas de la historia, adoptamos el papel del «lobo». En estos momentos, es crucial practicar una perspectiva cambiante. Nos convertimos en el gran lobo malo cuando expresamos algo con buena razón, decimos la verdad en voz alta o actuamos según nuestros valores. Nos convertimos en el lobo malo al interferir en las vidas de los demás y al no cumplir con lo que se suponía que debíamos hacer. Caer en la trampa de clasificar a quienes nos rodean como buenos o malos es peligroso, una trampa en la que caemos con tanta frecuencia que apenas nos damos cuenta. En una situación familiar, la madre insiste en que el niño se bañe con ella como parte de la rutina. Cuando el niño expresa el deseo de bañarse con el padre, este se encuentra entre cumplir las expectativas de la madre o apoyar al niño. Si el padre no cede ante las expectativas de la madre, será percibido como el «lobo» que interfiere en sus deseos, aunque solo intenta manejar las preferencias del niño de manera respetuosa. A menudo actuamos de acuerdo con nuestras construcciones internas sobre lo que esperamos de los demás. Ya hemos establecido lo que consideramos apropiado y respetable, lo que entendemos como nobleza o bondad. Entonces, cuando solo una parte de estas expectativas no se cumple, no dudamos en calificar a esa persona como desconsiderada, tóxica, manipuladora o incluso malvada.

Leer más «¿Eres el lobo en la historia de otro?»